Hongos de miel congelados: ¿es posible congelar hongos crudos, hervidos y retorcidos y cómo hacerlo?

Para conservar los productos alimenticios durante mucho tiempo, muchas amas de casa utilizan un método común: congelan los alimentos en el congelador. En casa, puede congelar no solo bayas y frutas, sino también hongos. En nuestro caso, los cuerpos fructíferos pequeños con tapas y patas fuertes son perfectos para congelar. Los hongos de miel congelados lo deleitarán con su sabor y nutrientes, independientemente de cómo estén congelados.

Muchos amantes de los platos de setas se preguntan: ¿Es posible congelar hongos y de qué forma hacerlo? Antes de responder esta pregunta, ¿necesita saber cómo preparar champiñones para congelar, para que luego se conviertan en un plato delicioso?

Los hongos de miel, aunque son de tamaño pequeño, son fáciles de limpiar. Dado que prácticamente no crecen en el suelo, hay pocos restos del bosque sobre ellos. Para limpiarlos, corte la parte inferior del tallo y retire la hierba y las hojas de las tapas. Luego enjuaga con agua para que los insectos y sus huevos salgan de los platos y puedas comenzar el tratamiento térmico.

¿Es posible congelar los champiñones sin hervirlos de antemano?

¿Cómo congelar champiñones frescos para el invierno? Debo decir que todos los nutrientes y vitaminas que contienen los hongos en grandes cantidades no pierden su valor. Por lo tanto, sabiendo cómo congelar los hongos de miel, cada ama de casa tiene la oportunidad en invierno de deleitar a sus seres queridos y amigos con platos deliciosos y saludables de ellos. Los minerales, cobre, zinc, fósforo, hierro, proteínas, lecitina serán especialmente útiles para quienes padecen su deficiencia.

Las setas de miel no son en vano muy populares entre los especialistas culinarios. El sabor excepcional, el aroma y la estructura crujiente de estas setas no pueden dejar indiferente a nadie. Si tiene champiñones congelados para el invierno, el menú de su familia se verá enriquecido con muchos platos de champiñones. Tenga en cuenta que estos cuerpos frutales se pueden congelar tanto frescos como hervidos, fritos e incluso retorcidos en caviar. Se puede preparar cualquier plato a partir de champiñones congelados: sopas, borscht, salsas, patés, juliana. Pueden ser en escabeche, salados, fritos con patatas o coberturas para pizza. Las preparaciones de hongos congelados de agáricos de miel harán las delicias de toda su familia, que agradecerá sus esfuerzos.

Entonces, ¿es posible congelar hongos sin hervirlos por adelantado? Los platos de champiñones congelados no son de ninguna manera inferiores a los de los champiñones frescos. Para congelar los champiñones frescos, primero debes prepararlos para este proceso. Lo principal es no dejar los champiñones crudos durante mucho tiempo, para que no se deterioren. Al llegar a casa, los hongos deben clasificarse inmediatamente, limpiarse de pasto y hojas, cortar la mayor parte de la pierna y, si es necesario, eliminar la placa de cada tapa con una esponja seca. Luego ponga los champiñones en bolsas en porciones y póngalos en el congelador. Para que haya menos trabajo con los hongos en casa, es recomendable limpiarlos en el bosque y eliminar los restos de micelio. Muchos recolectores de hongos están de acuerdo en que esto ahorra mucho tiempo antes de congelar.

Pero, ¿es posible congelar los hongos con miel crudos si los enjuaga primero? Tenga en cuenta que en este asunto, todos actúan como desean. Por supuesto, para deshacerse de las larvas de insectos que se asientan entre los platos de los hongos, los hongos de miel se remojan durante 20-25 minutos en agua fría de la mejor manera. Luego se colocan en un colador o en un colador, se deja que el líquido se escurra bien y se coloca sobre una toalla de cocina limpia. Después de que los champiñones estén secos, se colocan en una bandeja para hornear en una capa y se colocan en el congelador, estableciendo la temperatura más baja posible. Después de 3 horas de congelación, los hongos de miel se envasan en recipientes de plástico o bolsas de plástico y luego se vuelven a colocar en el congelador, volviendo a la temperatura normal.

¿Es posible congelar hongos frescos para el invierno?

¿Cómo congelar champiñones frescos y se pueden encurtir después de descongelarlos? Muchos expertos culinarios creen que los champiñones frescos congelados son excelentes para un encurtido adicional. Si no tiene tiempo para comenzar este proceso de inmediato, es mejor poner hongos con miel en el congelador. Los hongos se clasifican, se limpian de los escombros del bosque y se clasifican por tamaño. Puede congelar todos los hongos, sin embargo, los especímenes pequeños son adecuados para encurtir en el futuro.

¿Se pueden congelar crudos los hongos con miel, si luego se usarán como relleno para pasteles o pizzas? El factor principal de los hongos congelados es que estos hongos no pierden su atractivo aspecto después de descongelarlos. Dichos hongos se verán bien en sopas, gulash de hongos o ensaladas. El sabor de estos hongos no cambia en absoluto incluso después de descongelarlos. Se preparan los mismos platos con setas congeladas que con las recién cogidas.

Muchas amas de casa creen que los hongos crudos congelados no inspiran confianza. Por lo tanto, preguntan si es posible congelar hongos hervidos y qué se puede preparar con ellos. Todo dependerá de en qué platos vayas a utilizar las setas después de descongelar. Los cuerpos de solera hervidos solo son adecuados para freír, sopas, caviar y ensaladas.

¿Cómo se congelan los hongos con miel después de hervir?

¿Cómo se congelan los hongos con miel después del proceso de ebullición? Primero, se debe limpiar la cosecha de hongos, se corta la parte inferior de la pierna y se lava con agua fría. Vierta en una sartén esmaltada, llénela con agua para que cubra completamente los champiñones. Deje hervir, agregue sal (para 1 kg de agáricos de miel 1 cucharada L. Sal). Cocine durante 20 minutos a fuego medio, quitando constantemente la espuma que se forma en la superficie con una espumadera. Eche un colador, permitiendo que el exceso de líquido se drene por completo. Luego extender sobre una toalla y dejar actuar durante 30 minutos. Los champiñones secos se colocan en una paleta en una capa delgada. Si los hongos se congelan en capas, cuando se congelan, se deforman y la congelación demorará más. El congelador debe estar a -18 ° C.

Después de la congelación profunda, los hongos de miel se colocan en bolsas de plástico. El empaque debe ser tal que el paquete sea suficiente para la preparación de un plato. Tenga en cuenta que los hongos con miel no deben volver a congelarse, ya que esto estropea la calidad del producto. Los champiñones congelados hervidos se pueden almacenar en el congelador hasta por 6 meses.

Algunos creen que el agárico de miel hirviendo estropea su apariencia, por lo que usan escaldado. En este caso, los champiñones se colocan en un colador y se sumergen en agua hirviendo durante unos segundos. Luego proceda de la misma manera que después de hervir.

Algunos chefs experimentados hacen varios espacios en blanco de champiñones congelados. Resulta que incluso puedes congelar hongos crudos retorcidos. Para hacer esto, los cuerpos de fruta limpios se pasan por una picadora de carne, se distribuyen en recipientes de plástico para alimentos y se colocan en un congelador. Este espacio en blanco es perfecto para salsas, coberturas de pizza de champiñones y pasteles. Además, se puede guisar y añadir a patatas fritas.

¿Cómo congelar correctamente los champiñones fritos en aceite?

¿Es posible congelar champiñones fritos en aceite para el invierno? Sí, y estos hongos tienen un sabor y aroma únicos. Sin embargo, estos cuerpos fructíferos se almacenan en el congelador durante no más de 4 meses. Para freír, puede utilizar aceite vegetal, mantequilla o una mezcla de grasas.

¿Cómo congelar correctamente los champiñones fritos en aceite? Los champiñones se pelan, se lavan, se hierven durante 15 minutos en agua con sal, se reclinan en un colador y se fríen en una sartén honda hasta que el líquido se evapore. Luego se vierte el aceite vegetal y se fríen los champiñones hasta que estén dorados. Los champiñones se dejan enfriar, se envasan en recipientes y se vierten con grasa. Me gustaría decir que después de descongelar, los champiñones fritos quedarán una masa homogénea.Sin embargo, esto no afectará de ninguna manera el sabor del plato que se elaborará con esta preparación.

¿Cuál es la mejor forma de cocinar champiñones congelados?

Vale la pena señalar que la congelación se considera la mejor manera de cosechar hongos para el invierno. Sin embargo, muchas amas de casa novatos se preguntan: ¿cuál es la mejor manera de cocinar champiñones congelados? Como ya se señaló, a partir de ellos se preparan una amplia variedad de platos, que incluyen borscht, sopas, juliennes, salsas, etc. Por ejemplo, para freír y guisar, los champiñones frescos ni siquiera se pueden descongelar, sino que se procede inmediatamente al tratamiento térmico. Los champiñones frescos congelados se pueden hervir y encurtir de forma rápida. Después de 2-3 horas estarán listas y se podrán servir a los invitados.

La masa congelada de champiñones frescos enrollada en una picadora de carne se descongela primero y luego hacen lo que han planeado. Se puede freír y rellenar para hacer tartaletas o pasteles. Puedes hacer un paté con ella si usas una licuadora. Para hacer esto, se fríe en mantequilla con la adición de sus especias y hierbas favoritas.

Mensajes recientes